Reordenación Frente Fluvial. 2019

Tui (Pontevedra)

En colaboracion con Michael Sweeney

2º Premio en Concurso de Ideas

Entendemos que la dimensión del área intervención reclama, en primer lugar, el desarrollo de una estrategia urbana y no un proyecto arquitectónico concreto. Una estrategia que debe responder a los problemas actuales que se encuentran en el ámbito de intervención pero también poder responder a contingencias futuras. Para ello tomamos la identidad como punto de partida, de modo que la estrategia a llevar a cabo parta de la memoria colectiva del lugar, para llegar al río como infraestructura verde, modificando levemente el área de intervención planteada inicialmente. El proyecto, por tanto, se basa en tres ejes de actuación:

Reforzar la memoria de Tui. Integración urbana. Como punto de partida de la estrategia, este primer eje toma inicio con una lectura de las trazas de identidad de la ciudad. En el entorno urbano de Tui, será de gran importancia reforzar las trazas de la antigua muralla, haciéndolas visibles, potenciando la memoria histórica de la ciudad y fortaleciendo el patrimonio existente. Para ello, se elimina lo superfluo, quedándonos con lo fundamental, la identidad y memoria urbana. Este eje integrará a su vez la ciudad con el ámbito de estudio, recuperando la relación entre el río y la ciudad, y potenciando los diferentes modos de conexión que se dan en el frente fluvial. A su vez, este eje se vincula directamente con el espacio público existente así como el espacio destinado a equipamientos y espacios libres, trabajando en base a los actuales déficits de la ciudad, integrando en el ámbito los equipamientos y espacios libres, y combinando los diferentes usos que se dan en el área de intervención.

Conectar la ciudad con el río. Tras un primer eje en el que se toma la memoria histórica de la ciudad como punto de partida, este segundo eje trata de conectar el área de intervención con la ciudad, proponiendo una movilidad sostenible, así como trabajando con el espacio público. Entendemos la movilidad como algo que atañe a las personas, así como al espacio público, afectando en la calidad de este, así como a su calidad social y medioambiental. En este sentido, debemos repensar y rediseñar las ciudades para volver a poner a las personas en el centro de la vida urbana. Es fundamental reequilibrar los modos de transporte, reduciendo el uso del vehículo privado, y potenciando los modos suaves o sostenibles, así como garantizar el derecho a la movilidad, trabajando con recorridos accesibles, y fomentando la accesibilidad en el área de intervención, y pensando a su vez, tanto en la escala local como en la territorial, siendo conscientes de la situación de este ámbito de estudio dentro del valle del Miño transfronterizo, y por tanto fomentando la relación con el Puente Internacional.

Potenciar la infraestructura verde. Este tercer y último eje de la estrategia, más vinculado al cómo se llevarán a cabo los puntos anteriormente planteados, apuesta por soluciones vinculadas a una economía circular,  así como por medidas que aporten una mayor sostenibilidad a la propuesta. En este sentido, este eje incide en el ahorro energético, así como en nuevas formas de energía limpias. A su vez, pretende ligar el ámbito de estudio con las grandes infraestructuras verdes existentes en el entorno próximo, e incide en la reutilización de recursos e infraestructuras. Se proponen medidas de bajo coste, acciones mínimas, y se demanda que estas sean flexibles y reversibles, fomentando la resiliencia.