Corredor Metropolitano Quito. 2019

Quito [Ecuador]

G3 Arquitectos + Urbanova

Luciano Alfaya, Patricia Muñiz, Alfonso Garduño, Soledad Anda, Arquitectos (Co-autores). Marcelo Sánchez, Arquitecto (Coordinador de Proyecto); Miguel Vázquez, Biólogo; Lorena Brito, Socióloga Urbanista; Mizraim Enrique Tufiño, Abogado; Emmanuel Mendoza, Homero Mayorga y Ángel del Llano, Arquitectos.(Colaboradores)

Propuesta presentada al Concurso Internacional para el Corredor Metropolitano de Quito.

QUITO, TRANSVERSAL

La elección no es si Quito crecerá, sino de qué manera lo hará. Ante este reto, es evidente que existe una división entre lo que las personas valoran y lo que realmente se construye. Quito Transversal es la acción de cruzar y enhebrar la ciudad: lo transversal como lo opuesto a lo tangencial. Dado el inicio de operaciones del mayor proyecto de movilidad que la ciudad haya emprendido en su historia, el Metro de Quito, la propuesta es un replanteamiento crítico de los flujos de circulación y movimiento en toda la ciudad, y cómo estos podrían contribuir a un desarrollo más sostenible y a mayores prácticas ecológicas.

El objetivo es describir como los distintos espacios de la ciudad pueden intersectarse a través de bandas que la atraviesen de un extremo a otro de manera perpendicular a su entendimiento actual. Por tanto, la estrategia consiste en propiciar la articulación entre la ciudad central y periférica por medio de una topología distinta que introduzca tramas que permitan la permeabilidad y la proximidad entre las diferentes partes, reforzando las centralidades vigentes y las latentes (estaciones de Metro), y creando nuevos atractores capaces de articular lo público y lo privado.

La ciudad futura tendrá que enfrentar espacios y recursos urbanos limitados, por lo que emprender la preservación o conservación del sentido del lugar y mejorar continuamente el entorno urbano existente son las prioridades. Por consiguiente, la importancia del proyecto es subrayar porqué y dónde no construir para ampliar el potencial de lo público: un paisaje interior cívico y natural abierto a todas las posibilidades. Además, es deseable pretender una densidad moderada que asegure la viabilidad y vitalidad de la producción, el consumo y el transporte público en pos de una calidad de vida más saludable, segura y sostenible.

QUITO, CIUDAD DE VIDA

El Corredor Metropolitano Longitudinal es el eje dinamizador de las transversalidades que de él emergen, conformando una suerte de ciudad en red donde equilibra efectivamente el territorio a través de la creación de policentralidades. En consecuencia, mejora la interacción social, la movilidad de la ciudad y optimiza los tiempos de traslado de su población.

Desde esta perspectiva, QUITO CIUDAD DE VIDA se centra en 3 temáticas principales, que se desarrollan de manera prioritaria en cada una de las transversalidades propuestas:

Ciudad sustentable

Un medio urbano en el que sea posible la permanencia de procesos ecológicos, donde se garantice la accesibilidad a servicios básicos, oportunidades de cultura, respeto a la identidad, inclusión y participación, respeto a los derechos, además de ser productiva, permitir la suficiencia económica y la justicia social. La mira de la sustentabilidad tiene que ver con cómo se gestiona la salida de la pobreza, el empleo, el acceso al agua, la alimentación y la nutrición, a la energía limpia, la mejora del transporte rápido y no contaminante, la disminución de la huella ecológica, la limitación del crecimiento de la mancha urbana, la reducción del aporte local al cambio climático, la implantación de la economía circular y la generación de condiciones para la resiliencia.

Ciudad saludable

Es aquella que se preocupa por el bienestar físico, mental y social de las personas y aspira a ser una sociedad equitativa e inclusiva. La ciudad saludable genera y mejora de forma constante los entornos sociales y físicos de las comunidades. Además, permite acceder a productos saludables desde una visión de soberanía alimentaria, gestión de residuos y bajo impacto hacia las fuentes de agua. Una ciudad con posibilidades de movilidad alternativas, que fomenten la activación de la población y transgredan el sedentarismo. Una ciudad que reconoce la importancia de la infraestructura verde como medio para mantener la biodiversidad y aprovecha los beneficios que esta genera sobre la salud física y psicológica de la gente.

Ciudad inteligente

Una ciudad que hace uso intensivo y eficiente de la tecnología de la información para tomar decisiones de forma rápida y oportuna en beneficio de sus habitantes. Hace referencia a la satisfacción de las necesidades de sus residentes a partir de comprenderlas, de adaptar las respuestas a su cultura, de concebir el permanente cambio y de priorizar su participación en los procesos de desarrollo. Una ciudad inteligente tiene la capacidad de generar oportunidades socioeconómicas para sus habitantes, en función de las potencialidades reales de su territorio.